Beneficios y Receta del Té de Rosa Mosqueta

Esta alternativa saludable es perfecta para incluir en tu régimen alimenticio; se prepara fácilmente y en solo 15 minutos estará lista para degustar.

Recientemente, se ha destacado la variedad de beneficios que ofrecen diferentes infusiones naturales accesibles para todos. Desde el té de eneldo, reconocido como un “elixir de salud” para una refrescante inmediata, hasta los batidos de menta que energizan, hay numerosas hierbas que se han hecho notar por los beneficios saludables que aportan al cuerpo, acompañadas de cualidades únicas.

En esta línea, una bebida caliente ha ganado popularidad, centrada en la rosa mosqueta (Rosa canina), una planta que adorna muchos jardines y posee numerosas propiedades beneficiosas para la salud y la belleza.

Según el sitio Mejor con salud, este arbusto es fundamental en la gastronomía y se utiliza para dar sabor a varios dulces y postres. Además, en su forma líquida, ofrece una importante alternativa que puedes añadir a tu rutina diaria como un aliado natural.

De acuerdo con el mismo medio, los seis beneficios más destacados de esta infusión saludable incluyen:

  • Fuente de vitamina C: se reconoce como uno de los productos naturales más ricos en vitamina C, un antioxidante clave que no solo fortalece el sistema inmunológico, sino que también es vital para la producción de colágeno.
  • Promueve una piel radiante: los aceites y extractos de esta planta son valorados por sus beneficios para la piel, hidratándola, previniendo arrugas, reduciendo cicatrices y manchas, y protegiendo las células del daño solar, según un estudio en Nutrients.
  • Alivio antiinflamatorio: estudios han demostrado que la rosa mosqueta tiene propiedades antiinflamatorias, ofreciendo alivio natural a condiciones inflamatorias tanto internas como externas. Salud cardiovascular: ciertas propiedades de la planta ayudan a disminuir el colesterol y mejorar la circulación sanguínea, beneficiando la salud cardiovascular.
  • Digestión: actúa como un apoyo efectivo para la salud digestiva, calmando problemas como la acidez estomacal y contribuyendo a un sistema digestivo balanceado.
  • Escudo antioxidante: su contenido antioxidante, incluyendo astaxantina, combate el estrés oxidativo y protege las células de los daños causados por los radicales libres, retrasando el envejecimiento, según un estudio en Clinical Interventions in Aging. Aunque en el pasado era valorada por sus propiedades curativas por diversas culturas, hoy es conocida como una opción fácilmente accesible para quienes buscan mejorar su bienestar y se encuentra en una amplia gama de productos de belleza para uso diario.

Es importante señalar que no se han reportado efectos negativos en aquellos que la incluyen en sus comidas, y otra opción recomendable es consumirla en forma de infusión.

Ingredientes:

2 cucharadas de rosa mosqueta seca. 2 cucharadas de flores de hibisco. 2 tazas de agua. Un poco de miel (opcional).

Procedimiento:

  1. Hervir el agua en una olla.
  2. Reducir el fuego y añadir la rosa mosqueta y el hibisco al agua ya hirviendo.
  3. Dejar que el té se infusione durante unos 10 a 15 minutos con la olla tapada completamente.
  4. Utilizar un colador de malla fina para separar las hojas del agua.
  5. Verter el té colado en una taza y endulzar con un toque de miel o decorar con una ramita de menta.

Fácil de recolectar o de encontrar en ambientes naturales, la rosa mosqueta es uno de los recursos silvestres más versátiles disponibles.

Adaptable a distintos tipos de climas, se identifica fácilmente y su té es un elixir saludable que se prepara en apenas 10 a 15 minutos, lo que lo convierte en una adición sencilla y beneficiosa para cualquier dieta.